internet

Glasses vs Watch: A Battle for the Future Internet

Google is working on it’s awesome Google Glasses, and Apple is supposed to be working on iWatch, a next generation watch that I suppose will be another kind of device that can be connected to the Internet. I’d love to try both devices, and I think are great ideas, but when we scratch the surface, we find a possible future war among Google and Apple, both looking for gaining control on the Internet (or at least the access to Internet).

But let’s start analyzing what is happening right now. Google and Apple are actually in the middel of the mobile war: Google supporting its more open Mobile Operating System (Android), and Apple supporting iOs, their own approach to Mobile Operating Systems. This is a battle about mobile supremacy, and the mobile ecosystem (apps), but also a battle related to Internet. In the last 3 years we’ve seen an important change of habits related to Internet access. Nowadays, we are used to access Internet through our smartphones or tablets, so dominate the mobile market means to dominate the device we will be using to access Internet in the next 5 years/10 years.

We adopt technology faster than ever, and mobile is a good example. 15 years ago, you were a freak if you had a mobile phone. 10 years ago, it was  cool to have a mobile phone. 5 years ago, everybody had a mobile phone. And nowadays what is weird is not to have a mobile phone, and almost everybody has an smartphone. And for the next generation of devices that will allow us to access to Internet, the adoption cycle will be even faster, so it’s logical that several companies such as Google or Apple are working on this next generation of devices.

So when we read about Google Glasses and iWatch, we should not focus on how cool they are as gadgets, we have to analyze how they will impact in our everyday life. In the last 15 years we have learn to manage our life through a mobile phone: we get in touch with the people we want, we schedule our meetings, send emails, organize our tasks, etc. And we have learn to carry our smartphones with us to every place we have to go. We tweet from our smartphones when attending an event, we use Google Maps in our mobiles as a GPS, and we read the news in our smartphone when going to the bathroom. So actually, the smartphone is the device ‘better connected’ to the humans right now.

But a smartphone is an (physically) independent device, and what Apple and Google are working on are devices better connected to the human beings. For the people that, like me, use glasses everyday, Google Glasses are a natural way to connect our reality to the virtual world. And for a lot of people, carrying a watch is so natural that if you are able to insert into a watch all the functionalities that are actually present on an smartphone, they will prefer to use that watch.

This year (probably), we will be able to buy the Google Glasses and/or the iWatch (I suppose we will see the iWatch in the market in 2014). The next 3/4 years,  those will be cool gadgets, but won’t get to the mainstream. And by 2018, we will see the real battle between glasses, watches and whatever new device that will try to overcome the smartphone supremacy.

As Apple Fan Boy, I’d love to try the iWatch, but I’m sure I will get in love with the Google Glasses (those are natural for me). What kind of device do you prefer to be your next access point to Internet and the virtual life?

Meaningful Play: Getting Gammification Right

La Gamificación (Gammification) es una de las tendencias de la Web que más interesantes me parecen, y por eso mis últimos posts en el blog de BrainSINS van centrados en esta línea (“Del SEO a la Gamificación” y “¿Qué es la Gamificación?“). Uno de los grandes referentes en el campo de la investigación es Sebastian Deterding, que recientemente dio una charla en Google acerca de este tema. Totalmente imprescindible para todos aquellos interesados en la Gamificación, o también para aquellos que están interesados en marketing y fidelización de usuarios, pero que todavía no saben lo que se están perdiendo.

Tab Candy para Firefox

Para los que estamos todo el día conectados, las pestañas abiertas del navegador pueden llegar a ser un tanto infernales. A lo largo del día, tiendo a tener entre 30 y 50 pestañas del Firefox abiertas, unas 10 “por defecto” porque son herramientas online que utilizo a todas horas (Teambox, CodebaseHQ, Google Analytics, la página principal de Wipley, etc.), otras cuantas pestañas las dedico a cosas que quiero ojear cuando tenga algo más de tiempo relacionadas con el trabajo, y otras tantas por mera “procrastinación”. Como estamos avanzando hacia tenerlo todo en la nube, este problema se acrecenta cada día más, y en apenas un año he pasado de tener poco más de 10 pestañas abiertas en el navegador a una amalgama de unas 50 pestañas en algunos momentos.

El otro día, gracias a algún enlace en Twitter, descubrí Tab Candy, una funcionalidad que están desarrollando para Firefox 4, que está en versión totalmente alpha, pero que es realmente útil, y permite organizar de una forma fácil y cómoda las pestañas del navegador. Yo llevo un par de días utilizando la versión alpha de Firefox con Tab Candy habilitado, y la experiencia es tan buena que hasta me estoy olvidando que la versión de Firefox que estoy utilizando es todavía una versión muy preliminar.

SinDelantal, encuentra comida para llevar

Cuando empezamos a montar Wipley, estuvimos dando muchas vueltas por blogs, buscando gente “influyente” dentro de Internet, para tratar de aprender con las cosas que comentaban en sus blogs. Al cabo del tiempo, teníamos una lista de “supuestos influyentes”, en la que no figuraba el nombre de Evaristo Babé, por lo que cuando, con el tiempo, fuimos a hablar con la gente de MySofa, y nos reunimos con él (era el CEO de MySofa), era una persona no conocida para nosotros.

Después de hablar bastantes veces con él, de recibir sus consejos y apoyos para muchas cosas, nos dimos cuenta que era una de esas personas que tienes que conocer porque probablemente sea una de las personas que más conozca de proyectos en Internet en España. Una de esas personas que sin ser “tan públicas” como otros, posee unos conocimientos y unas ganas que les hacen estar muy por encima de muchos otros supuestamente más expertos.

SinDelantal es el nuevo proyecto de Evaristo Babé junto con Diego Ballesteros, a quien todavía no tengo el placer de conocer, pero si muy buenas referencias de él. Un proyecto muy interesante en si mismo, así como todavía más interesante por Evaristo y Diego, dos cracks en esto de Internet, que tienen las cosas muy claras y que han trabajado muy duro estos últimos meses para lanzar SinDelantal. El objetivo de SinDelantal es simple, claro, y cubre algo que no existía en España hasta ahora, una guía de restaurantes de comida a domicilio y para llevar. Somos muchos los que por nuestros ajetreados días caemos muchas veces en la necesidad de pedir comida para que nos la traigan a casa, o para pasar a por ella en el camino que va desde nuestras oficinas a nuestro domicilio, y al final siempre caemos en la misma rutina: chinos, telepizza y kebabs. Sin embargo, son muchísimos restaurantes los que ofrecen una gran variedad de comidas a domicilio o para llevar, pero por desconocimiento acaban siendo opciones olvidadas.

Además de la buena idea, y del gran equipo, el despliegue técnico de este lanzamiento de SinDelantal es realmente bueno. Un diseño simple, muy usable, y una excelente integración con Google Maps, Facebook y FourSquare, hacen que la primera piedra visible de SinDelantal sea toda una delicia. Además, se han sabido rodear de muy buenos consejeros, como Javier Martín (que hoy también hablaba de SinDelantal en Loogic), otro crack de Internet a nivel nacional, que no hace más que sumar puntos a favor de este brillante proyecto.

Habrá que seguir con atención el desarrollo de este proyecto, porque dará mucho que hablar.

La muerte del PC

Está claro que no asistiremos mañana mismo al funeral del PC (ordenador personal, tomado en sus distintas variantes: ordenador de escritorio, portátil, etc.), pero también parece más que claro que el fin del reinado del PC llega a sus últimos días arrastrado por los avances tecnológicos en otros ámbitos. Ya lo estamos viviendo, pero la penetración de los PC en nuestras vidas es tan fuerte que cuesta ver que su elevada penetración es un indicio mismo del comienzo de su declive.

El concepto de PC ha sido un concepto revolucionario que ha permitido que la informática se haya convertido en una de las áreas más transdisciplinares, ya que a día de hoy casi cualquier tarea requiera del uso de un ordenador, desde atender el correo personal, gestión del tiempo, escribir documentos, realizar cálculos básicos, gestión de compras, ventas, entretenimiento, etc. Los PC han contenido durante años nuestra información más valiosa, así como han sido el motor que gestionaba esa información como un pequeño cerebro electrónico que nos ayuda en nuestras tareas del día a día. De hecho el PC también ha ayudado a la popularización de Internet, de una forma simbiótica, al principio facilitando el acceso a la red de redes a los ususarios desde sus casas, y en último tiempo beneficiándose de las posibilidades de la red para aumentar el interés de los consumidores por tener un dispositivo tipo PC para conectarse a la red de redes.

Así pues, el modelo de simbiosis entre el PC e Internet de hace unos años, marcaba al PC como el dispositivo que almacenaba y gestionaba la información, e Internet era el canal por donde la información podía distribuirse. En cierta manera, Intenet se utilizaba como una gran autopista de información, y eran el PC y el propio usuario los “vehículos” que circulaban por este canal de información a sus anchas. Sin embargo esto ya no es así. Cada día más, los datos están en la red (nuestro correo, nuestros documentos, nuestras imágenes,  marcadores, reflexiones, etc.). Y no solo eso, los conceptos de Cloud Computing y del Software as a Service han llevado la inteligencia a la red, dejando desnudo de interés al PC. El PC ya no es el rey, porque el rey es el que tiene y gestiona toda la información. El PC ha dejado de ser el vehículo para convertirse en el canal, en este caso canal de acceso a los datos y a la inteligencia de la red.

Y como canal de acceso, el PC es un tanto nefasto, tanto para las empresas que viven de la distribución de los mismos, como para los usuarios. Para las empresas porque, como comenta Charlie Stross en su post “The real reson why Steve Jobs hates Flash“, los PC ya son ‘commodities’ y dejan un margen de beneficio bastante bajo (salvo excepciones como Apple que se posicionan en la parte ‘premium’ del mercado). Por otro lado, el desarrollo de la banda ancha móvil sigue su curso y ya en algunos países sobrepasa en capacidades a la banda ancha fija (al menos en términos relativos de velocidad/movibilidad), por lo que el interés se lo llevan dispositivos que son más adecuados para aprovechar esta banda ancha móvil, como son los ‘smartphones’ (iPhone, Android, etc.). La Internet móvil es cláramente el siguiente paso en la evolución, pero debemos prestar mucha atención a un marco más genérico donde se encuentra situada: la Internet de las cosas.

Ya lo hemos comentado anteriormente, los datos y la “inteligencia” (o capacidad de cómputo), ya están en la red, y la interconexión desde cualquier lado ya es un proceso que está prácticamente resuelto con la banda ancha móvil (aunque en algunos países como España vayamos con cierto retraso). Así pues, estamos totalmente preparados para empezar a interconectarlo todo. Primero los móviles, pero también cualquier otro tipo de aparato electrónico. Algunos dispositivos se han adelantado, como las videoconsolas, que con su facilidad de conexión a la red ya permiten el juego online multijugador, el acceso y descarga a contenidos adicionales para los juegos, o contenidos multimedia de todo tipo, convirtiéndose poco a poco en media-centers. Otros dispositivos, como las televisiones, van por el buen camino también. El otro día veía una presentación de una empresa española, Solaiemes, donde daban detalles de su tecnología, que permite la comunicación desde la televisión con otro tipo de dispositivos (por ejemplo teléfonos móviles). Todo apunta a que la televisión se convertirá en el lugar ideal para hacer videoconferencia, así como para navegar de forma lúdica.

A mi ya me parece maravilloso poder comprar un e-book desde donde quiera con mi Kindle, y me emociona pensar qué podremos hacer dentro de 3/4 años con cualquier dispositivo nuevo que aproveche el poder de la red. Al igual que el Kindle aprovecha los datos que Amazon tiene de nostros para personalizar la Kindle Store y ofrecernos los libros que más se adaptan a nosotros, ¿qué no podrá hacer una televisión, o una nevera conectadas a la red y con acceso a nuestro historial de películas/series o compras? El PC se muere, pero lo que está por llegar nos lo hará olvidar muy rápidamente.

(Imagen de cabecera: CC-by-SA-ND de kmevans)

Sobrecarga de Información

Javier Martín (Loogic), publicaba hoy un interesante post que titulaba como “Intoxicación Informativa“, en el que trata, desde una perspectiva distinta, un tema muy manido en la Recuperación de Información y campos aledaños durante años: la Sobrecarga de Información. En el post (más que recomendable), trata temas como el exceso de información, la relevancia, buscadores especializados, recomendaciones, etc.

La Sobrecarga de Información es un concepto que popularizó Alvin Toffler, y cuyas referencias se remontan a los años 60, donde apareció en libros como el “The Managing of Organizations” de Bertram Gross. Según el propio Toffler, el exceso de información sobre un tema, genera dificultades para comprenderlo, así como para tomar decisiones a partir de los datos obtenidos, por lo que el exceso de información puede ser tan dañino como la escasez de información sobre un tema. Si bien en los años 60, este exceso de información se refería más bien a información gestionada dentro de las empresas (de aquella, “papeles”), con el desarrollo de todas las tecnologías dentro de las TIC, este exceso de información ha ido creciendo de forma exponencial a lo largo del tiempo y ha motivado una gran cantidad de líneas de investigación en torno a la recuperación de información, sistemas de recomendación, personalización y adaptación, o gestión del conocimiento, aplicadas a un diversísimo campo de aplicación: Web, bibliotecas digitales, sistemas de gestión de información empresarial, biomedicina, etc.

Si bien el caso de la Web es un caso donde todos nosotros tenemos claro el exceso de información disponible, esta sobrecarga de información es incluso más dañina en algunos dominios concretos. Por poner datos de un dominio concreto, allá por el 2008 estábamos trabajando en un buscador semántico para el dominio biomédico, capaz de ofrecer documentos científicos relacionados con el historial de un paciente. Para ello, contábamos con una gran base de datos de historiales de pacientes anonimizados ofrecidos por el Hospital de Fuenlabrada (entidad con la que colaborábamos en el proyecto, ISSE: Interoperabilidad Sanitaria basada en la SEmántica), y utilizábamos Medline como base de datos de documentos científicos (más información en las referencias [1], [2] y [3]). Medline es la base de datos bibliográfica más grande dentro del dominio biomédico, que ya en el 2007 incluía más de 16 millones de referencias, con un incremento diario entre 2.000 y 4.000 referencias y más de 670.000 referencias nuevas añadidas únicamente en el 2007. Si bien la cantidad de información gestionada por Medline no parece nada comparada con los miles de millones de páginas webs indexadas por buscadores como Google, los efectos de no saber gestionar de forma adecuada la información son muy distintos. Cuando buscamos en la Web, lo normal es que la respuesta a nuestras necesidades de información se encuentre en muchas páginas distintas, y muchas de ellas nos puedan servir (en mayor o menor medida), sin embargo, cuando un médico busca un artículo científico relacionado con el historial de un paciente, puede que la información que necesita para salvar la vida de un paciente solo se encuentre en uno o en pocos artículos, y el tiempo juega un papel vital para poder salvar al paciente, por lo que no se le puede ofrecer al médico demasiados artículos, sobre todo teniendo en cuenta que el tiempo necesario para comprender un artículo científico es mucho mayor que el tiempo necesario para revisar una página web.  En este tipo de dominios es donde temas como la Sobrecarga de Información se muestran en su estado más puro, y sus consecuencias son bastante más dolorosas.

La Sobrecarga de Información nos afecta de distintas maneras

La sobrecarga de información no deja de tener un punto psicológico, ya que parece afectar más a algunos usuarios que a otros. En [4] se analiza el por qué la sobrecarga de información afecta más a unos que a otros, remontándose a aspectos competenciales (aptitud, capacidad de selección, capacidad de decisión, etc.), así como a causas típicas de esta sobrecarga (e-mails ambiguos, avalanchas de e-mails, etc.), y una serie de buenas prácticas para ayudarnos a lidiar con la sobrecarga de información.Algunas de las buenas prácticas mencionadas en el artículo tienen mucha relación con algunas técnicas de gestión del tiempo, como GTD, por lo que seguir alguna metodología de trabajo, o buenas prácticas para la gestión del tiempo. Sin embargo, el problema sigue estando ahí, podemos gestionar mejor nuestro tiempo y recursos, pero existen demandas de información que no podemos resolver con una mejor auto-gestión. El caso que comentaba anteriormente del campo biomédico es un ejemplo claro, donde la sobrecarga de información viene dada por una necesidad de información básica que hay que cubrir.

¿Qué podemos utilizar contra la Sobrecarga de Información?

Javier Martín comentaba algunas de las tecnologías relacionadas con la Sobrecarga de Información, como son mejoras en los sistemas de búsqueda, recomendación de contenidos y personalización. La cantidad de trabajos e investigaciones realizadas en estas áreas con respecto a la sobrecarga de información en los últimos años es realmente abrumadora, pero mi idea es ofrecer un resumen de cómo se pueden aplicar estas tecnologías, así como un par de referencias básicas para cada caso. Voy a centrarme en 2 tipos de tecnologías, las basadas en recuperación de información, que son tecnologías más “activas” por parte del usuario (el usuario pide explícitamente una necesidad de información), y las tecnologías de recomendación y personalización, que son tecnologías más “pasivas” ya que no necesitan de una necesidad concreta de información y son útiles para personalizar la experiencia de usuario o la información que le mostramos en función de su perfil de usuario (intereses).

  • Recuperación de Información. Los motores de búsqueda como Google han sido un elemento crítico para ser capaces de lidiar con la sobrecarga de información, especialmente en el entorno de la Web. Sin embargo, y a pesar de las modificaciones que han ido sufriendo a lo largo del tiempo, su tecnología se remonta a hace más de una década, y desde entonces no han sido capaces de adaptarse de forma efectiva y eficiente a los cambios que hemos sufrido en cuanto a la generación de información, y ahora mismo estamos viviendo un periodo de transición del cuál surgirán nuevas tecnologías que sean capaces de adaptar los motores de búsqueda al contexto actual. En el último año ya hemos vivido el comienzo de una de las posibles adaptaciones de los buscadores, con la denominada “lucha por la búsqueda en tiempo real“, pero este no es el único elemento que puede transformar la búsqueda en la web. Por un lado, es evidente que uno de los fallos de los buscadores es que ante las mismas consultas tienden a responder con los mismos resultados, sin importarles ni el perfil del usuario ni el contexto. Si bien en Google ya han aparecido algunos elementos de personalización, en los próximos años es probable que veamos una mayor personalización que no esté unicamente basada en reforzar el peso de las páginas que ya ha visitado el usuario; de hecho algunos trabajos como [5] ya han introducido la integración de la modelización de los usuarios con la recuperación de información. Por otro lado, estoy seguro que el futuro de los motores de búsqueda pasa en mayor o menor medida por la búsqueda social, que presenta dos formas muy distintas, una con el enfoque de Aardvark (consultas a expertos) y otra más centrada en el grafo social de los usuarios [6].
  • Recomendación y Personalización. Las tecnologías de recomendación y personalización son tecnologías más “pasivas”, porque a priori no necesitan de una necesidad de información dada por el usuario, aunque pueden integrarse con las tecnologías de recuperación de información para personalizar los resultados de una búsqueda. Una excelente lectura introductoria para el campo de la personalización y la recomendación es el libro “The Adaptive Web: Methods and Strategies of Web Personalization” [7]. Si bien este tipo de tecnologías han demostrado ser de gran utilidad en entornos como el comercio electrónico (basta con ver el uso extensivo que hace Amazon de su motor de recomendaciones), todavía no están presentes en gran parte de la Web. En una web totalmente personalizada, cuando entráramos en nuestro periódico online preferido, veríamos solo las noticias que nos interesaran, cuando fuéramos a nuestro agregador de feeds, ya habría seleccionado por nosotros las noticias más interesantes, y cuando entráramos en cualquier tienda de comercio electrónico, veríamos los artículos que más nos interesaran sin necesidad de haber visto ningún artículo en esa tienda. En la recomendación y personalización, también juega un papel muy importante el tema de lo “social”, ya que por un lado las redes sociales existentes ya contienen tus intereses y estos podrían ser utilizados para ayudar a otros sitios a personalizar los contenidos (algo parecido hicieron el New York Times junto con LinkedIn, y con el anuncio de Facebook de “revender” datos de sus usuarios, seguramente algunos sitios puedan aprovechar esa información para personalizar la experiencia de los usuarios), y también pueden ayudar a ofrecer explicaciones de las recomendaciones a los usuarios basandose en sus propios intereses y los de su círculo de amigos. Frankie hace poco comentaba en más profundidad los atributos de un sistema de recomendación, por lo que si estáis interesados os recomiendo la lectura de su post.

Hay un elemento que también va a ser un elemento muy importante y resulta transversal a los dos tipos de tecnologías que he comentado, y es el tema del contexto. Quizás no es algo para ser explotado a corto plazo, pero seguramente a medio plazo ya veamos sistemas capaces de determinar el contexto en el que se encuentra el usuario, y adaptar los resultados a sus necesidades de ese momento. El contexto determina ya no los intereses globales del usuario, si no elementos más “del momento”, como si está buscando información en la oficina o en casa, si está solo o acompañado, si busca un regalo para él o para un amigo, y permitirá mejorar la experiencia de los usuarios. Esto tiene que ver con un elemento que resulta algo molesto en un sistema que de por si es muy bueno, como Amazon. Cuando buscas a fondo un regalo para un amigo, acabas “ensuciando” tu perfil de usuario y durante un tiempo Amazon seguirá recomendándote cosas que deberían ser para tu amigo, y no para ti. Hasta el momento ya se han obtenido algunos resultados utilizando distintos contextos, pero todavía queda mucho trabajo para ser capaces de determinar con exactitud el contexto del usuario y adaptar los procesos de búsqueda, recomendación y personalización al contexto actual.

En conclusión, estamos en un momento en el que la tecnología ya ofrece soluciones para no estar viviendo una sobrecarga de información tan aplastante, pero esta tecnología todavía no está siendo explotada. Teniendo en cuenta el estado de la tecnología, y el crecimiento de las redes sociales, seguramente en los próximos 3 años, veremos como, al menos algunas de las redes sociales más importantes, se posicionan ya no solo como grandes gestionadores de información de los usuarios, si no también como proveedores de experiencias personalizadas. Esto podría convertirse en un excelente modelo de negocio para empresas como Twitter, que tienen información de sobra para conocer a la perfección a sus usuarios, pero que están faltos de idea para monetizar su plataforma.

[1] F. M. Carrero, J. C. Cortizo Pérez, J. M. Gómez Hidalgo, “Testing Concept Indexing in Crosslingual Medical Text Classification“. Third IEEE International Conference on Digital Information Management (ICDIM), November 13-16, 2008, London, UK, ISBN 978-1-4244-2917-2, pp. 512-519. [DOI] [preprint]

[2] F. M. Carrero, J. C. Cortizo Pérez, J. M. Gómez Hidalgo, “Building a Spanish MMTx by using Automatic Translation and Biomedical Ontologies“. Intelligent Data Engineering and Automated Learning – IDEAL 2008, 9th International Conference, Daejeon, South Korea, November 2-5, 2008, Proceedings. Lecture Notes in Computer Science 5326 Springer 2008, ISBN 978-3-540-88905-2, pp. 346-353 [DOI] [preprint]

[3] F. M. Carrero, J. C. Cortizo Pérez, J. M. Gómez Hidalgo, M. de Buenaga, “In the Development of a Spanish Metamap“. Proceedings of the 17th ACM Conference on Information and Knowledge Management, CIKM 2008, Napa Valley, California, USA, October 26-30, 2008. ACM 2008, ISBN 978-1-59593-991-3, pp. 1465-1466 [DOI] [preprint]

[4] R. Jansen, H. de Poot, “Information Overload: Why some People Seem to Suffer More than Others“. Proceedings of the 4th Nordic conference on Human-Computer Interaction: Changing Roles, pp. 397-400, 2006 [DOI]

[5] X. Shen, B. Tan, C. Zhai, “Implicit User Modelling for Personalized Search“, Proceedings of the 14th ACM International Conference on Information and Knowledge Management, CIKM 2005, pp. 824-831, 2005 [DOI]

[6] D. Carmel, et al., “Personalized Social Search based on the User’s Social Network“, Proceedings of the 18th ACM Conference on Information and Knowledge Management, CIKM 2009, pp. 1227-1236 [DOI]

[7] P. Brusilovsky, Alfred Kobsa, W. Nejdls (Eds.), “The Adaptive Web“, LNCS 4321, Springer Verlag, 2007 [Google Books]

[Imagen CC por verbeeldingskr8]

Vivimos en un país lleno de gilipollas

Quizás el título del post sea algo duro, pero es que si bien España es un gran generador de “materia gris”, que exportamos alegremente a otros países (véase la cantidad de investigadores españoles triunfando en otros países), también somos un país con una concentración de “gilipollas” muy por encima de la media. La SGAE y su entorno son ya una muestra representativa de lo que comento, pero hoy he visto un par de noticias que no hacen más que corroborar esto:

  • Lucía Etxebarría: ‘A Lisbeth Salander la creé yo antes que Larsson’“: Quitando que Lucía Etxebarría me cae como el culo, no se puede demostrar una mayor envídia profesional. En España tenemos muchos artistas/creadores que se mucho se quejan y envidian a los demás y no mejoran su situación porque dedican más tiempo al faranduleo y al marujeo que a trabajar de verdad en sus creaciones. No es que sea un fan de la saga Millenium, que de hecho ni he leído, pero cuando un autor ha vendido con solo una saga de 3 libros muchísimos más ejemplares que Etxebarría en toda su vida, por algo será.
  • Alierta (Telefónica) advierte a los buscadores de Internet que tendrán que pagar“: Merece la pena ver el vídeo porque es más cómico que otra cosa. Da la continua sensación de que Alierta no tiene ni pajolera idea de lo que habla, y tiene narices que no conozca a fondo su propio mercado, y por otro lado hace ver que ellos son los que ponen toda la cadena de valor en Internet, dejando de lado a las empresas de tecnología como los buscadores o a los creadores de contenido.

Por no mencionar las palabras de nuestro presidente en Estados Unidos, o la venta de motos que algunos hacen diciendo que el plan Avanza pondrá las TIC españolas a la vanguardia de Europa en 5 años, cuando desde el gobierno no se hace más que ahogar a las nuevas empresas de base tecnológica. Si nos dedicáramos a hablar menos, que nos hace quedar como el culo de cara al resto del mundo, y nos dedicáramos a crear más, a luchar y a trabajar, las cosas nos irían mucho mejor.

2010, Google y el Hardware

Lo reconozco, yo era de los que creía que Google iba a sacar el NexusOne financiando su compra, como una forma de acceder a sus servicios móviles, pero al final no ha sido así. Reflexionando sobre este tema, y viendo los nuevos rumores sobre un posible Google Tablet, puede que el 2010 sea el año en el que Google se meta en el mercado del hardware, y no de forma casual, si no para quedarse y competir a un fuerte nivel.
Analizando la actividad de Google, tiene mucho sentido que lancen determinados tipos de hardware. Por un lado el NexusOne, que puede convertirse en el emblema de su Android, así como un “escaparate andante” de sus servicios móviles. Pero también tendrían sentido muchos otros dispositivos que permitan exprimir otros de sus servicios. No se si lo intentarán con el tablet, o tratarán de crear una alternativa a los Nook y Kindle de B&N y Amazon, pero no me cabe duda que la combinación de un lector de libros electrónicos de Google bien integrado con su Google Books, y con grandes acurdos con grandes editoriales para acceder a contenidos de pago vía Google Books, sería un producto que a más de uno nos encantaría usar, y aliviaría algunos de los problemas de los lectores de libros electrónicos de ahora mismo, como son la falta de contenidos adecuados a estos dispositivos.

Pero, ¿para qué necesita Google entrar en el mercado del hardware? Lo obvio es para sacar el máximo partido a sus productos y servicios, que son muchos, bien montados, pero en el paso a lo móvil (en todos los sentidos: telefonía móvil, lectores de libros electrónicos, ultraportátiles, etc.) corren el riesgo de no funcionar al máximo nivel por falta de dispositivos adecuados. Por otro lado, hasta ahora Google ha vivido únicamente de las rentas de su buscador, más concretamente gestionando la publicidad del mismo y a partir de ahí extendiendo su plataforma publicitaria a otras webs. Google monopoliza este mercado, pero tampoco sería la primera vez que un gran monopolio dentro de la industria tecnológica se cae en pocos años, así que no está de más abrir otras líneas de negocio rentables para ellos. A esto hay que sumarle que Microsoft está quemando todo el dinero que puede (y puede mucho) para que su buscador, Bing, se acerque al buscador de Google, y aunque me extrañaría que se acercara demasiado, esto podría pasar con una buena gestión por parte del equipo de Microsoft. Además, Apple ha sido capaz de demostrar que una empresa dedicada a comercializar una reducida gama de gadgets tecnológicos de gran calidad, puede ser una de las empresas más rentables, por lo que las oportunidades de que la nueva vía de monetización de Google, a base de venta de hardware, son bastante elevadas.

Yo tampoco esperaría ni muchas líneas de productos ni muchos productos por línea, pero si que veo posible que abran entre 5 y 10 líneas de productos de aquí a los próximos 5 años, con 1/2 productos por línea, aprovechando su gran cantidad de acuerdos con grandes empresas de hardware que pueden diseñarle productos a medida para que Google los integre con sus servicios actuales y los comercialice. Y es que, al igual que pasa con Apple, casi todo lo que Google toca, se convierte en oro, así que ¿por qué no aprovechar esta oportunidad que se les presenta?

La pubertad de las redes sociales y el "nunca fuimos amigos"

Me hacen mucha gracia los artículos alarmistas sobre redes sociales, especialmente los escritos por personas que desconocen el mundo pero con aires de grandes gurús en el Social Media. El artículo “Facebook: ya no quiero ser tu amigo“, publicado el 2 de Enero en “La Razón” es uno de estos artículos escritos que tratan de explotar el “morbo del Social Media”, y escrito sobre una serie de supuestos y afirmaciones que no se sustentan desde ninguna perspectiva.
Merece la pena leer el artículo de “La Razón” y tratar de reflexionar un poco sobre el estado actual y futuro de las redes sociales. De las pocas cosas sensatas que encuentro en el artículo es que vivimos en una época en la que todo es más que fugaz, y lo que hoy triunfa mañana puede parecer ya anticuado. Pero eso, ni de lejos, refleja que servicios como Facebook o Twitter vayan a desaparecer. Entonces, ¿qué es lo que se esconde tras los alarmantes datos sobre el descenso del tráfico en Facebook/Twitter que se comentan en el artículo?

1.- La pubertad de los Social Media

Durante la infancia, los animales y humanos crecemos a un ritmo bastante considerable, y lo mismo pasa con los servicios de Internet. El ritmo de crecimiento que han mantenido tanto Facebook como Twitter en los últimos tiempos ha sido totalmente descabellado, y parece que ya se acercan a su madurez en cuanto a crecimiento, pasando por una etapa que podríamos llamar “pubertad” de los servicios.

Durante esta pubertad, el crecimiento de los servicios no es tan escandaloso como durante su infancia, pero se suceden acontecimientos de igual o mayor interés, como pasa en el caso de los humanos. Es una etapa de rebeldía y de buscar tu lugar en el mundo, algo que tanto Facebook como Twitter o como otros servicios necesitan de forma alarmante. Dentro de este conocer su papel en el mundo, las redes sociales deben encontrar su forma de autofinanciación, y olvidarse de un exagerado crecimiento que no hace más que quemar dinero a un ritmo exhorbitado, tanto por el gasto en servidores, personal, marketing, etc. Yo no dudo que encuentren su forma de monetización, de hecho la televisión tardó décadas en encontrar su modelo de negocio (los clásicos spots televisivos), Google también tardo unos añitos en ser capaces de rentabilizar su plataforma de búsqueda y ahora mismo dominan el mercado de la publicidad online (e incluso diría que se llevan la mayor parte del pastel de la publicidad como algo global), y las redes sociales van encontrando su camino en la monetización de sus plataformas con temas de publicidad, modelos freemium, y serán capaces de rentabilizarse todavía más cuando se integren con modelos de e-commerce.

Por otro lado, está una cuestión todavía más de fondo, y que es el ¿para qué sirve cada red social? En las redes sociales verticales, como Wipley, MiNube, Moterus, etc. el objetivo de la red social queda mucho más claro por estar centradas en sectores muy concretos, como puedan ser videojuegos, viajes o motos. Sin embargo, servicios mucho más generales como Facebook o Twitter todavía no muestran una gran claridad en el para qué sirven. Y aunque parezca obvio que Facebook sirve para gestionar tus contactos, y Twitter para compartir tu estado, todavía hace falta que durante esta pubertad los servicios se revolucionen desde dentro y sean capaces de poner un foco cada vez más claro. Si tuviera que votar por algo, diría que Twitter será el proveedor de las noticias en tiempo real por excelencia, y que se centrará mucho en compartir y comentar noticias de rabiosa actualidad (cosa que ya se está haciendo en Twitter), y que Facebook gestionará cada vez más y mejor nuestra identidad online. Tendría mucho sentido que estos servicios, especialmente Facebook que por generalista ofrece demasiadas funcionalidades, descartaran algunas de sus funcionalidades actuales y mejoraran algunos aspectos concretos que les permitan realizar mejor una misión mucho más concreta.

2.- Los amigos nunca fueron amigos

Uno de los aspectos que critica el artículo de La Razón a las redes sociales es el tema de la degradación de las relaciones online. La frase “el 51% de ellos [jóvenes entre 18 y 24 años], según la encuesta de Mindshare, cree que «Facebook está debilitando la calidad de las relaciones»” es una muestra de ello y una estupidez supina. La realidad tras esto es mucho más simple, y radica en que herramientas como Facebook no hacen más que reflejar la realidad de nuestra Sociedad. ¿Realmente alguien tiene 300 amigos de verdad en la vida real? A mi me sobran dedos de mis manos para contar a mis verdaderos amigos, y la verdad que justamente con mis amigos es con quién menos interactúo en las redes sociales, ya que hablo con ellos por teléfono, los veo cara a cara, o los molesto desde la mesa de al lado en mi despacho.

Vamos, Facebook me permite gestionar esos “amigos que nunca fueron amigos”, lo que se denominan contactos o conocidos. Gente de la que me gusta saber de vez en cuando, que me gusta tener localizada, pero con la que no quiero, ni tengo tiempo para, interactuar a diario. Una parte de culpa del boom de servicios como Facebook o Tuenti ha sido el que ha robado protagonismo a servicios como Messenger que justamente hacían eso, permitían charlar e interactuar con conocidos, o incluso amigos, aprovechando ese tiempo perdido del trabajo, o mientras estás en casa sin hacer nada. Esa gente con la que quedas para tomar unas cosas, pero a la que no pides ayuda cuando tienes un problema de verdad.

En este caso, satanizar a las redes sociales culpándolas de la degeneración de las relaciones entre personas es un movimiento más que facilón, pero distante a la realidad. Las culpas de la degeneración de las relaciones viene de muy atrás, de los ritmos de vida acelerados que llevamos, del desplazamiento de las poblaciones desde núcleos reducidos donde las relaciones eran mucho más cálidas a núcleos urbanos gigantescos donde casi todas las relaciones son superficiales.

Y servicios como Facebook no hacen más que ayudar. Ayudar a darnos cuenta de la realidad, sobresaturarnos con cientos de contactos que ni nos importan para ser capaces de darnos cuenta quiénes son las personas que realmente están dentro de nuestras vidas. Y por qué no, ayudarnos a gestionar todos esos contactos que conocemos y con los que nos lo podemos pasar bien o hacer negocios en contadas ocasiones. Estamos entrando en la fase de conocer la realidad de las redes sociales, de aprender a sacarles provecho y de poner los pies en la tierra.

3.- El futuro: lo móvil y el comercio electrónico

No cabe duda que el futuro de las redes sociales pasa por ese aparatito que llevamos a todas partes, nuestro móvil. La mini-agenda integrada que traen todos los móviles y que nos permite seleccionar a quién llamar acabará siendo únicamente un gestor de contactos de Facebook/Tuenti/o la red social que sea, que nos permita enviarles un correo, llamarles, etc.

Pero el futuro de las redes sociales también pasa por acercarse al comercio electrónico. El gran poder semi-oculto de estos medios es el que disponen de una gran cantidad de datos nuestros que les pueden ayudar a conocernos como el que más. Y si Amazon es capaz de hacernos muy buenas recomendaciones de productos que nos interesan, ¿qué no podría hacer Facebook con toda la información que gestiona de nosotros? Estoy más que seguro que las redes sociales, y en especial servicios como Facebook, serán unos aliados muy poderosos en el futuro para por un lado ayudarnos a encontrar productos de nuestro interés, y por otro hacer de filtro de contenidos para ayudarnos a encontrar o descubrir la información que nos interesa. Las redes sociales verticales tienen mucho que decir a este respecto, como expertos en dominios concretos, pero las redes sociales generalistas serán unos expertos capaces de agregar conocimientos de muy distintos dominios, y puede que acaben convirtiéndose en nuestros asistentes personales.

Las redes sociales, lejos de desaparecer, están aprendiendo a conocerse a si mismas, y serán capaces de dar lo mejor de si dentro de poco. Y si no, al tiempo.

Mi top ten de Twitteros de 2009

La verdad que los “tops de twitteros” me parecen algo en cierta manera contrario al espíritu de Twitter, algo muy colaborativo y donde todos podemos aportar en mayor o menor medida. Sin embargo, también me apetecía hacer un pequeño análisis sobre cuáles son los twitteros que más me influyen día a día. Para ello, he tratado de analizar mis ReTweets y con ello ver cuáles son los usuarios que más retwitteo. Al final, he sacado una lista de 10+1 usuarios, que pongo a continuación sin orden alguno, ya que tampoco he llegaado a contar el número exacto de retweets:

0.- FkieCarrero: Lo pongo en la posición 0, ya que por un lado es el usuario que más retwitteo, pero por otro es amigo, compañero en la Universidad, socio en la empresa y encima trabajamos uno al lado del otro, por lo que quería hacer una distinción sobre el resto de usuarios, con los que mi relación es más “virtual”.

1.- AlejandroSuarez: La verdad que el timeline de Alejandro Suarez es muy entretenido, ya que además de noticias interesantes, twittea frases del día y comentarios muy interesantes. Además, su doble perspectiva inversor/emprendedor nos puede ayudar a muchos emprendedores a comprender algunos aspectos que a veces o bien dejamos de lado o bien no acabamos de comprender. Por otro lado, la cartera de proyectos en los que Alejandro está involucrado es muy diversa, por lo que se acaban aprendiendo muchas cosas de muchos sectores dentro de Internet, o incluso otros sectores tecnológicos.
2.- Ali Sohani: Es una de mis principales fuentes de información en cuanto a sistemas de recomendación y búsqueda. Es socio fundador de una start-up dedicada a temas relacionados con la Inteligencia Artificial, más concretamente con temas de Procesamiento del Lenguaje Natural, text mining, etc. por lo que su perfil es muy cercano al mío y es una fuente inagotable de noticias interesantes a este respecto.
3.- Javier Cuervo: A Javier lo conozco en persona y es alguien del que siempre se aprenden cosas. En su twitter comparte muchos temas relacionados con tecnología, pymes, start-ups, conocimiento libre, retwittea contenido de RedePyme, etc.
4.- Bitacoras: Twittean las noticias de la portada de Bitacoras.com, así como algunas otras noticias interesantes. Si bien, por separado, tanto Bitacoras.com como Twitter han conseguido disminuir mi dependencia de Google Reader, la cuenta en twitter de bitacoras la disminuye todavía más, y gracias a ello puedo pasar algún que otro día sin darme un garbeo con Google Reader.
5.- Currofile: A Marina he tenido el placer de conocerla a finales de este año, pero además de su interesante twitter personal, gestiona la cuenta de CurroFile, donde postea ofertas de trabajo relacionadas con el mundo de Internet. Un “must follow” para todos los que trabajamos en el mundillo, ya que aunque no busquemos trabajo, permite analizar las tendencias del mercado.
6.- Fernando Checa: A Fernando lo he conocido este año, aunque trabajamos en la misma Universidad, y compartimos algunos intereses como el mundo Web 2.0 y el heavy metal. Lo mejor de su twitter es la gran cantidad de noticias, canciones y vídeos que comparte de grandes grupos de heavy metal. Imprescindible para todos los heavies y rockeros 😉
7.- Javier Martin (Loogic): Si el blog de loogic ya es un recurso imprescindible para todos los emprendedores de este país, su cuenta de twitter es todavía más valiosa, ya que por un lado nos sirve como agregador de los contenidos del blog, y por otro comparte muchísimos enlaces y retweets de gente del sector.
8.- Victor Peinado: Contenidos de todo tipo, especialmente interesantes para mi algunos enlaces relacionados con la I+D, más concretamente con temas de PLN, lingüística, etc. También gestiona (o co-gestiona) la cuenta del consorcio MAVIR, que también publica enlaces muy interesantes para los que trabajamos en estas áreas.
9.- Innovación: Es como un agregador de contenidos relacionados con tecnología e innovación. Publica mucho material que no acaba de interesarme, pero también muchísimo material que me interesa, por lo que además de seguir a Innovación, retwitteo bastantes de sus enlaces.
10.- Xavier Amatriain: Trabaja en telefónica I+D en temas relacionados con los Sistemas de Recomendación, por lo que comparte mucho material en castellano, catalán o inglés sobre estos temas. Un “must follow” para los pocos que trabajamos en estas áreas en España.

P.D: He tratado de analizar solo los retweets porque si analizo las conversaciones la lista sería muy distinta, ya que en Twitter hay muchos amigos con los que comparto otro tipo de conversaciones, pero esa sería una lista distinta 😉

1 2 3 17  Scroll to top